Científicos de la Universidad de Salamanca desmienten la Ley de Conservación de la Masa

 Dic, 12 - 2016   sin comentarios   Humor


Científicos de la Universidad de Salamanca desmienten la Ley de Conservación de la Masa.

Tras varias comprobaciones de su experimento, los investigadores determinaron que Lavoisier, se equivocó.

Antoine-Laurent de Lavoisier, químico, biólogo, y economista francés, ha sido el pasado martes 14 de abril desbancado de su apodo ‘Padre de la química moderna’. Corría el año 1789, cuando el ~~grandísimo~~ no tan buen químico enunció un principio que cambiaría la concepción de la química, que daría paso a la química como hoy en día la conocemos: el Principio de Conservación de la Masa.

Este principio establece, en líneas generales, que en una reacción química la masa de las sustancias que reaccionan (conocidas como reactivos) debe ser igual a la masa de las sustancias que se originan (también llamadas productos). Esto es porque, según Lavoisier, no existen pérdidas de masa en las reacciones químicas. Pero nadie dijo que no pudiera aparecer masa de la nada. Después de nuestra insistencia, el equipo de investigación biotecnológica de la USAL nos ha concedido una entrevista para conocer mejor el fenómeno.

‘El martes llegamos al laboratorio y todo estaba ordenado, algo apuntaba a que ibamos a descubrir algo grande’ declara la Doctora Natalia Rebollo. ‘Medimos la presión atmosférica, la temperatura ambiente y contamos los guantes’ según Rebollo, un procedimiento estándar, que incluye el protocolo Anti-Robo de Guantes por Parte de Biólogos, transcendental para ese tipo de jornadas de trabajo. ‘Comenzamos a preparar el material con normalidad, y pronto teníamos listo el experimento’.

Minutos más tarde de empezar, el Dr. Álvarez mostró una leve indisposición, conocida comúnmente como SRBPLA (Síndrome del Resacón Buenón Post-Lunes de Aguas), e inmediatamente fue atendido por los especialistas. ‘Suele pasar, aunque este tipo concreto de SRB es único de esta semana del año’ dice el Dr. Herrero. ‘Se tumba al afectado en el suelo, boca arriba, y se toma un cuaderno verde cuadriculado para abanicarle. De esta manera evitamos la muerte masiva de neuronas, y el sujeto puede reincorporarse.’ explica. ‘La Universidad de Salamanca es pobre y no podíamos permitirnos perder a un especialista como el Doctor Álvarez, que suele padecer este tipo de afecciones’ sentencia.

Todos fueron a preocuparse por el Dr. Álvarez, excepto dos personas, que habían dado prioridad a sus tareas en el laboratorio. Cuando Herrero, el encargado, fue a pedirles explicaciones, se oyó la frase que perdurará hasta el fin de la Química: Jo der. No, Eureka no. Jo der. Los cálculos de Víctor Barrios y Enrique Javato, los técnicos de laboratorio, eran correctos. Herrero, que los había vigilado desde el principio, no podía creerlo: habían conseguido una reacción con un rendimiento del 108,5%.


Pronto podréis acceder a la galería completa de fotos sobre el hallazgo: Galería de Fotos: Química Orgánica


Álvarez nos lo cuenta: ‘se trata de una reacción importante que solemos hacer una vez al mes para aumentar nuestras reservas de cristal de Aspirina. Es simple. Se toma Salicilato de Metilo y se disuelve en Metanol. Solemos obtenerlo en la sección de comas (m)etílicos del Hospital Clínico Universitario, porque no tenemos dinero. Se mezcla con Anhídrido Acético y se dejan caer unas gotas de Ácido Sulfúrico. Comienza a oler a vinagre, y conviene no poner el hocico. Cuando se aprecia el final de la reacción, se evapora el metanol, se seca con Sulfato Sódico Anhidro y se filtra con un matraz Kitasato. Después se pesa el sólido precipitado del filtro y se calcula el rendimiento. Esto significa calcular la rentabilidad práctica de una reacción (cantidad de producto obtenido) en función de la rentabilidad teórica (cantidad hipotética a obtener en condiciones ideales, según la Ley de Conservación de la Masa, a día de hoy desbancada)’ detalla con soltura el Doctor.

En resumen, algo tan rutinario como la síntesis de este cristal ha desatado un grandísimo caos en el ámbito científico, e investigadores de todo en mundo intentan reproducir el experimento corroborar lo que nos avanzaban: Lavoisier no tenía ni idea. ‘No es azul, pero es 100% puro’ declaraba Javato enseñándonos su producto, el cual podrá incluso valerle la mitocondria de oro.

(Agradecemos la ayuda del conserje Josefo, que bajó el proyector para que Álvarez nos explicara la reacción)


Lo redactado en este artículo puede tener partes de ficción con fines humorísticos, no te lo tomes muy en serio. De hecho, es una recuperación del artículo que publiqué hace año y medio.